La Ciencia del Sudor: Explorando su Impacto en Diabéticos y Pacientes con Neuropatía

¿Le han diagnosticado una neuropatía periférica? Podemos ayudarle.

En el mundo de los retos relacionados con la diabetes, la neuropatía surge como una complicación importante. Las personas que padecen neuropatía diabética periférica suelen manifestar su preocupación por las irregularidades en la sudoración. La neuropatía periférica es una enfermedad que altera las señales de nuestro sistema nervioso. Esta confusión puede causar problemas en el funcionamiento automático de nuestro cuerpo, sin que pensemos en ello. Por ello, las personas con esta afección pueden sudar demasiado o no sudar lo suficiente. Exploremos la intrincada conexión entre la neuropatía periférica, la diabetes y la sudoración.

En el mundo de los retos relacionados con la diabetes, la neuropatía surge como una complicación importante. Las personas que padecen neuropatía diabética periférica suelen manifestar su preocupación por las irregularidades en la sudoración. La neuropatía periférica es una enfermedad que altera las señales de nuestro sistema nervioso. Esta confusión puede causar problemas en el funcionamiento automático de nuestro cuerpo, sin que pensemos en ello. Por ello, las personas con esta afección pueden sudar demasiado o no sudar lo suficiente. Exploremos la intrincada conexión entre la neuropatía periférica, la diabetes y la sudoración.
Man with hyperhidrosis sweating very badly under armpit in blue shirt.

¿Por qué sudamos?

El sudor tiene una doble función en nuestro organismo: ayuda a regular la temperatura corporal, garantizando que nos mantengamos frescos cuando hace calor o realizas una actividad física, y responde al estrés. Ya sea como reacción a problemas emocionales o como parte de la respuesta de lucha o huida, nuestro cuerpo utiliza el sudor como un mecanismo versátil para mantener el equilibrio.

Tanto si experimenta una falta de sudoración como si se encuentra empapado de sudor, es crucial que comente estos problemas con su médico.

La relación entre diabetes, neuropatía y sudoración

La diabetes puede alterar la capacidad del organismo para regular la temperatura y producir la cantidad adecuada de sudor para mantenerse fresco. Hay dos factores principales que contribuyen a la sudoración irregular en la diabetes: los niveles bajos de azúcar en sangre y el daño nervioso conocido como neuropatía diabética.

Cuando el nivel de azúcar en sangre desciende significativamente, por debajo de 70 mg/dl, se desencadena una respuesta de lucha o huida, que provoca un aumento de la sudoración. Por otro lado, unos niveles elevados de azúcar en sangre prolongados pueden causar neuropatía diabética, que afecta a la función nerviosa.

Cuando los nervios que controlan las glándulas sudoríparas están dañados, pueden enviar señales incorrectas o no enviar ninguna, lo que provoca una sudoración excesiva o insuficiente.

Problemas y complicaciones

  • Anhidrosis. La anhidrosis es una afección caracterizada por la ausencia de producción de sudor. La ausencia de sudor puede provocar sobrecalentamiento, lo que supone un riesgo potencial para la vida. Cuando está asociada a la neuropatía diabética, esta afección puede provocar síntomas como mareos, fatiga y calambres musculares.
  • Hiperhidrosis. La hiperhidrosis es una afección caracterizada por una producción excesiva de sudor. Ciertos medicamentos recetados a los diabéticos pueden contribuir a esta afección, y a menudo provocan sudores nocturnos.

Tratamientos

  • Medicamentos. Sustancias como el glicopirrolato tienen como objetivo frenar la sudoración excesiva. Sin embargo, es fundamental ser consciente de los posibles efectos secundarios, como sequedad de boca, dolores de cabeza y retención urinaria, que pueden acompañar a estos tratamientos.
  • Si el problema radica en una sudoración insuficiente, una sugerencia sencilla puede consistir en permanecer en casa cuando hace calor.
  • En cambio, cuando se trata de sudoración excesiva, entran en juego enfoques alternativos. Pueden ir desde evitar el calor y probar antitranspirantes con receta hasta considerar procedimientos quirúrgicos dirigidos a las glándulas sudoríparas o a los nervios que las controlan.

Conclusión

La sudoración es esencial para regular la temperatura corporal, pero en exceso o en defecto puede ser preocupante. La sudoración excesiva, aunque potencialmente embarazosa, es sólo un lado del espectro. Por otro lado, no sudar lo suficiente puede provocar sobrecalentamiento, lo cual es peligroso para la salud. Es importante reconocer los síntomas relacionados tanto con la sudoración excesiva como con la inadecuada. Si experimenta estos problemas, es fundamental que consulte a un profesional sanitario para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

WinSanTor es una empresa biotecnológica en fase clínica centrada en el descubrimiento y desarrollo de tratamientos para las neuropatías periféricas. Creemos en la creación de una solución que funcione y alivie a millones de personas que luchan contra esta enfermedad. Obtenga más información sobre nuestra empresa, nuestro medicamento y suscríbase a nuestro boletín.

Fuentes

FAQs

¿Por qué sudamos?

La sudoración tiene una doble función en nuestro organismo: ayuda a regular la temperatura corporal, garantizando que nos mantengamos frescos cuando hace calor o realizamos una actividad física, y responde al estrés. Ya sea como reacción a problemas emocionales o como parte de la respuesta de lucha o huida, nuestro cuerpo utiliza la sudoración como un mecanismo versátil para mantener el equilibrio.

¿Qué relación existe entre la diabetes, la neuropatía y la sudoración?

La diabetes puede alterar la capacidad del organismo para regular la temperatura y producir la cantidad adecuada de sudor para mantenerse fresco. Hay dos factores principales que contribuyen a la sudoración irregular en la diabetes: los niveles bajos de azúcar en sangre y el daño nervioso conocido como neuropatía diabética.

Cuando el nivel de azúcar en sangre desciende significativamente, por debajo de 70 mg/dl, se desencadena una respuesta de lucha o huida, que provoca un aumento de la sudoración. Por otro lado, unos niveles elevados de azúcar en sangre prolongados pueden causar neuropatía diabética, que afecta a la función nerviosa.

Cuando los nervios que controlan las glándulas sudoríparas están dañados, pueden enviar señales incorrectas o no enviar ninguna, lo que provoca una sudoración excesiva o insuficiente.

Su suscripción no se pudo guardar. Inténtalo de nuevo.
Su suscripción ha sido exitosa.

Suscríbase a nuestro boletín

La inscripción es gratuita.

Su privacidad es muy importante para nosotros. Nunca compartiremos su información sin su consentimiento por escrito.

WinSanTor tiene su sede en San Diego, California, Estados Unidos

Comparta esta historia, elija su plataforma:

Artículos Relacionados

a red ribbon in a woman's hand against a red backdrop, symbolizing HIV awareness
Neuropatía

¿Qué es la Neuropatía Inducida por el VIH?

Causas de la neuropatía inducida por el VIH La neuropatía en personas con VIH puede deberse a diversos factores. El virus desencadena una inflamación que daña los nervios, lo que

¿Le han diagnosticado una neuropatía periférica? Podemos ayudarle.